• Increase
  • Decrease
  • Normal

Current Size: 100%

Participantes del encuentro “Un desafío compartido” visitaron experiencia de transición escuela-trabajo en Fortaleza, Brasil

“Aprendiz na escola”, un programa que cambia vidas en Ceará

Uno de los propósitos del encuentro entre los Puntos Focales de la Iniciativa Regional y representantes de los Ministerios de Educación de los países miembros es poder identificar posibles acciones conjuntas para poner fin al trabajo infantil y avanzar en la reducción del trabajo infantil para alcanzar la meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que a su vez impactará en el cumplimiento de seis de las diez metas del Objetivo 4 de la Agenda 2030.

Objetivo 4: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”

En este marco, los participantes visitaron durante el segundo día del encuentro la experiencia “Aprendiz na escola”, un programa implementado por la Secretaría de Educación del Estado de Ceará desde 2014, en articulación con el Ministerio de Trabajo. En la experiencia también participa el sector privado: la empresa Grendene, que ofrece aproximadamente mil cupos para los aprendices, especialmente los provenientes de las comunidades vulnerables asentadas cerca de la empresa.

A nivel mundial, entre el 20 y 30% de los adolescentes y adultos jóvenes completan su transición al mercado de trabajo a la edad de 15 años. 

Este programa es una adaptación de la Ley de Aprendizaje vigente en el país, para extender el servicio a través de la formación en la escuela, que asume el rol de institución calificadora ofreciendo, además de la currícula tradicional, unas materias específicas del curso de formación elegido por los estudiantes.

A la fecha, 2 mil estudiantes de nueve municipios del Estado de Ceará se han visto beneficiados con formación profesional y más de mil han sido insertados al mercado laboral.

La Secretaría de Educación de Ceará involucró también a otros actores clave en Brasil, como el Instituto Alianza, UNESCO y el Instituto Unibanco, para la reorganización de la currícula escolar del nivel secundario de tal manera que se adecuase a las demandas actuales del mercado laboral local. 

Cabe destacar que esta adecuación del modelo fue construida participativamente, pues fue adaptado también de acuerdo a las solicitudes de los propios estudiantes, quienes pidieron un mayor énfasis en el aprendizaje para el trabajo durante el proceso de reforma curricular de la enseñanza secundaria.

Adolescentes entre 13 y 17 años concentran el mayor índice de trabajo infantil, caracterizado por altas tasas de informalidad y vinculada a actividades peligrosas, que ponen en grave riesgo su seguridad y desarrollo.

Esta iniciativa estatal ayuda a garantizar el aprendizaje de los jóvenes durante la etapa escolar secundaria para adquirir los conocimientos, capacidades y habilidades necesarias para insertarse al mercado laboral de manera adecuada. En esta línea, se evidencian importantes reducciones en la deserción escolar.

Por ello, con la experiencia de Fortaleza se demuestra la urgencia de encontrar intersectorialmente las formas de asegurar la asistencia, retención y culminación escolar de los niños, niñas y adolescentes, de tal manera que estos tengan la oportunidad de insertarse a trabajos decentes cuando alcancen la edad mínima permitida para trabajar en sus países.

¿Qué dijeron los asistentes sobre la experiencia “Aprendiz na escola”?

  • “El proyecto es excelente. Estos jóvenes tienen ambiciones, un plan de vida y meta claras para su futuro. Cuando conversamos con ellos, les dije que traigan a otros como ellos al programa, pues les ofrece oportunidades. La metodología es muy buena, les motiva a quedarse en la escuela”. Carmen Taitt, Punto Focal Regional de Trabajadores

  • “Ver el entusiasmo de los muchachos del programa que han luchado y superado sus propias limitaciones económicas y dificultades familiares y que cuentan con el apoyo de sus maestros y la oportunidad sincera que les brinda la empresa". Lina Mejía, COHEP Honduras

  • "Me encantó ver que la empresa  no tiene a los aprendices solo para cumplir la norma, sino que tiene un compromiso real y les posibilita a los jóvenes crecer personal y profesionalmente de acuerdo con sus capacidades. También se vio que los jóvenes han asumido con mucha responsabilidad las funciones que les ha asignado la empresa en su cadena de producción". Juliana Manrique, ANDI Colombia

  • "Este programa permite sacar a muchos jóvenes de esas situaciones de conflicto que les rodean en sus familias, me parece fantástico poder ampliar esto en un país como Colombia, donde tenemos ciudades con altos índices de violencia y esta iniciativa podría hacer que los jóvenes se interesen en el estudio porque fortalece su formación y les brinda herramientas para el futuro. Es algo que se puede adaptar fácilmente a otros países". Juliana Manrique, ANDI Colombia

  • "Acá se está teniendo en cuenta el problema de la juventud con respecto a la educación en el nivel medio. Fortaleza creó un lugar donde pueden recibir estudiantes que verdaderamente no tienen posibilidad de continuar sus estudios, han mostrado a estos jóvenes que pueden hacer algo". Maxime Mesilas, Director de la Enseñanza Secundaria de Haití

  • "Hay dos palabras clave para definir esta experiencia: compromiso y oportunidad. La empresa y la escuela están comprometidas con crear alternativas para estos jóvenes que viven en condiciones difíciles. Los jóvenes tienen oportunidad de hacer una diferencia en el mundo y en su vida, mostrar sus capacidades con lo aprendido". Karen Vansluytman, Punto Focal de la Iniciativa Regional y Vickram Mohabir, del Ministerio de Educación de Guyana

Añadir nuevo comentario