Añadir nuevo comentario

En el Perú, más de 1’600,000 de niños, niñas y adolescentes trabajan; la mayoría tiene entre 5 y 13 años y reside en áreas rurales.

Premio Nobel de la Paz, Kailash Satyarthi, lanzó en Perú la campaña “100 millones x 100 millones” que moviliza a los jóvenes contra el trabajo infantil

Kailash Satyarthi, reconocido activista hindú por los derechos de los niños, niñas y adolescentes y promotor de la lucha contra el trabajo infantil, visitó Perú, uno de los 27 países miembros de la Iniciativa Regional América Latina y el Caribe libre de trabajo infantil, para oficializar la adhesión de este país a la campaña “100 millones x 100 millones” y unirse a los jóvenes peruanos que decidieron alzar su voz contra la realidad del trabajo infantil y los abusos que esta conlleva.

“100 millones x 100 millones” es una iniciativa internacional que busca comprometer a los jóvenes del mundo en la lucha contra el trabajo infantil, para que todos los niños, niñas y adolescentes gocen de libertad, protección y educación de calidad. Con esta campaña, los jóvenes del Perú también pueden ayudar al cumplimiento de la Meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, referida a poner fin al trabajo infantil en 2025, y a acelerar el logro de los Objetivos 4 (Educación) y 16 (Paz, Justicia e Instituciones sólidas), entre otros.

Kailash fue recibido en la Oficina Regional de la OIT para América Latina y el Caribe, con sede en la ciudad de Lima, donde sostuvo un encuentro con Alfonso Grados, ministro de Trabajo y Promoción del Empleo, con el Director de la OIT para América Latina y el Caribe, José Manuel Salazar-Xirinachs, y otras autoridades de este país.

Asimismo, durante la reunión, el Nobel de la Paz se dirigió a la delegación de jóvenes representantes de la campaña y les recordó que el propósito es convertir a 100 millones de jóvenes en agentes de cambio para 100 millones de excluidos- refiriéndose a la necesidad de actuar en favor de niñas y niños en trabajo infantil.

También les preguntó si querían que el mundo sea un lugar mejor para vivir y les indicó que para unirse en la lucha contra el trabajo infantil es necesario que “tengan grandes sueños”. De esta manera, reflexionó sobre la urgencia de romper los ciclos de analfabetismo, pobreza y violencia para que ningún niño o niña tenga que trabajar y que cada joven en el mundo acceda a mejores oportunidades que aseguren su futuro y el de sus familias.

Cabe destacar que Perú es uno de los países fundadores de la Iniciativa Regional, la cual fue parte del grupo promotor del reciente “Foro España – Américas: El rol de la sociedad civil en la erradicación sostenida del trabajo infantil y la protección del adolescente trabajador”, a la que el Premio Nobel asistió días antes de su llegada al país, y donde precisamente hizo un llamado a no perder la esperanza; resaltó además la importancia de la movilización de todos los sectores y actores sociales para poner fin al trabajo infantil y a la violación de los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

En el Perú, la campaña es impulsada por un Comité Nacional Coordinador integrado por el Centro de Estudios Sociales y Publicaciones – CESIP, organización de la sociedad civil que tiene el rol de Coordinador de la Marcha Global contra el Trabajo Infantil para Sudamérica, así como por un Comité Juvenil especialmente conformado para la Campaña.

Durante la reunión de recibimiento, también participaron María Lila Iwasaki, viceministra de Poblaciones Vulnerables del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables del Perú, Carlos Rodríguez, Director Adjunto de la Oficina de la OIT para América Latina y el Caribe, Philippe Vanhuynegem, Director de la Oficina de la OIT para los Países Andinos y Elena Montobbio, directora del Programa IPEC para América Latina y el Caribe y miembro de la Secretaría Técnica de la Iniciativa Regional, entre otros.