• Increase
  • Decrease
  • Normal

Current Size: 100%

OIT insta a asegurar el acceso a un empleo seguro, saludable y digno a los trabajadores jóvenes que cumplen con la edad permitida de admisión al empleo.

Seguridad y salud en el trabajo, una de las claves para reducir el trabajo infantil y proteger a la persona trabajadora adolescente

En el marco del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, la OIT hace un llamado a visibilizar la necesidad de proteger a los jóvenes trabajadores (de 15 a 24 años) a través de la campaña mundial “Generación segura y saludable”, la cual propone adoptar un enfoque concertado e integrado entre la lucha contra el trabajo infantil y la promoción de una cultura de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo.

El cumplimiento de las medidas de seguridad y salud en el trabajo en las actividades y espacios laborales nos permite reducir no solo los peligros y riesgos, sino también el coste humano y económico de los accidentes y enfermedades que destruyen el bienestar general de una persona y la estabilidad económica de las empresas y los gobiernos.

Los sectores de trabajo más peligrosos para los jóvenes son:

  • Construcción
  • Agricultura 
  • Manufactura

Actualmente, en la mayoría de países de América Latina y el Caribe las cifras más altas de trabajo infantil se concentran en la población adolescente, entre los 15 y 17 años de edad, y, aunque tienen la edad permitida de admisión al empleo, gran parte de los trabajos en los que participan no cumplen con las normas de seguridad y salud necesarias o implican actividades que les son peligrosas y prohibidas.

Los y las jóvenes entre 15 y 17 años que trabajan continúan desarrollándose en diversos ámbitos, por ello, las lesiones o accidentes pueden ser incluso más impactantes que si los tuvieran durante su vida adulta, ya que dificultarán tempranamente su crecimiento personal y profesional al causar daños, muchas veces, irreparables.

Por ejemplo, una persona trabajadora joven que padece algún tipo de deficiencia a consecuencia de una enfermedad o accidente laboral podría ver limitada su participación activa en la sociedad, perder su inversión en educación y la oportunidad de continuar su formación, desarrollar conflictos emocionales y psicológicos y convertirse en una preocupación mayor para su familia.

Para comprender la dimensión de esta situación es importante conocer los factores de riesgo específicos para la seguridad y salud en el trabajo a los que se enfrentan los y las jóvenes trabajadores. Entre estos están: i) desarrollo físico, psicosocial y emocional; ii) competencias y experiencia profesional, que les permite comprender los peligros y los riesgos en materia de seguridad y salud vinculados a su tipo de actividad; iii) nivel de educación, que los aleja o expone de los trabajos informales; iv) sexo y edad; v) situación migratoria; entre otros.

                                                      

Proteger a la persona trabajadora adolescente y asegurar el empleo juvenil decente en la región implica que los gobiernos, organizaciones de empleadores, de trabajadores y la sociedad civil trabajen articuladamente con miras a alcanzar la Meta 8.8 y la Meta 8.7 de la Agenda 2030 sobre promover entornos laborales seguros para todos los trabajadores hacia el año 2030 y poner fin a todas las formas de trabajo infantil hacia 2025, respectivamente.

Una oportunidad de trabajo conjunto y articulado es la creación de programas de formación profesional que incluyan temas de seguridad y salud en el trabajo, que sensibilicen e impulsen a los y las jóvenes a que sean promotores de la cultura de prevención que les ayude a identificar y no aceptar realizar actividades peligrosas o en malas condiciones de trabajo, etc.

En este sentido, implementar y reforzar en la región medidas focalizadas y exigentes para la seguridad y salud en el trabajo de las y los jóvenes, contribuirá a que un grupo más amplio experimente empleos seguros, saludables y dignos.

Para más información, ingrese aquí a la infografía interactiva de la OIT: “Seguridad y salud en el trabajo: ¿por qué los jóvenes están expuestos a riesgos?”. 

También le invitamos a ver la ponencia virtual “Cómo mejorar la transición escuela – trabajo y enfrentar el desafío del trabajo adolescente permitido” de Ernesto Rodríguez, Director del Centro Latinoamericano sobre Juventud, aquí.

Añadir nuevo comentario