Add new comment

Programa de transferencia de renta condicionada y el trabajo infantil

Patrus Ananias de Sousa, ex Ministro de Desarrollo Social y del Combate al Hambre de Brasil, habla sobre el Programa de Atención Integral a la Familia (PAIF) y la importancia de la movilización de todos los actores sociales para combatir la práctica.

 

Tras la conferencia del ex ministro Patrus Ananias, Patricia Vieira da Costa, representante de la Secretaría Nacional de la Renta y de la Ciudadanía de Brasil, subió al escenario para contar como funcionan los programas de transferencia de renta condicionada, que son sinónimo de éxito en Brasil.

De acuerdo con Patrícia, fue creado un registro único con informaciones de todas las familias con perfil para participar de programas de redistribución de renta. "De esta forma es más fácil catastrar a las familias en programas nacionales, federales e inclusive en municipales .Hoy tenemos 22 millones de personas inscritas en este registro", afirma Patricia.

El registro único sirve como base, por ejemplo, para la Bolsa Familia, el principal programa de redistribución de renta del país. Con éste, las familias reciben una ayuda de acuerdo con la cantidad de hijos (cinco máximo) y si la madre está embarazada o amamantando. "Es importante recordar que para recibir el beneficio, los niños y adolescentes en edad escolar deben frecuentar las escuelas con regularidad. Este control es realizado, cada dos meses, por el Ministerio de Educación", añade Patricia. De acuerdo con ella, la actualización de beneficiarios de la Bolsa Familia es bienal, pero la idea es que este plazo se reduzca cada vez más para minimizar los errores.

Otro buen ejemplo es el PETI, Programa de Erradicación del Trabajo Infantil. Con ámbito nacional, este programa reúne un conjunto de acciones que busca proteger a los niños y adolescentes del trabajo infantil, salvo en el caso de los aprendices, que pueden empezar a trabajar con 14 años. El programa propone la integración de las acciones de las más diversas áreas, como la asistencia social, educación, salud, trabajo y empleo, desarrollo agrícola, medio ambiente etc en la capacitación y asistencia a los niños y familias que se encuentran en situación de riesgo. Con la ayuda de psicólogos, asistentes sociales y educadores, además de los actores sociales de las más diversas áreas relacionadas al desarrollo infantojuvenil, estos niños alcanzan la mayoría de edad más preparados para conseguir un buen trabajo y una vida mejor.

Patricia también cuenta, de acuerdo con un estudio realizado en 2009 con beneficiarios que actúan en el PETI, que "el programa cumple la función de proteger a los niños y adolescentes; calificar el tiempo libre de los niños y adolescentes, que participan de actividades cuando no están en las escuelas; prevenir situaciones de riesgo en las calles; contribuir para el fortalecimiento de los vínculos y aumentar la permanencia de los beneficiarios en el aula.

Patricia Vieira da Costa, Secretaría Nacional de
Renta y Ciudadania del Brasil, y Nancy Dominguez,
Programa Abrazo del Paraguay